Herramientas basadas en ChatGPT: un paso más allá en la IA generativa

marzo 6, 2023

OpenAI ha inaugurado marzo anunciando el lanzamiento de una interfaz de desarrollo de aplicaciones (API) para ChatGPT (su modelo de lenguaje artificial conversacional de texto que logro 100 millones de usuarios en dos meses y ha creado un hype indescriptible) y Whisper (la inteligencia artificial de reconocimiento automático del habla y transcripción de voz a texto que presentó en septiembre de 2022). Con la nueva API, los desarrolladores podrán integrar ChatGPT y Whisper en sus aplicaciones y servicios. Las primeras empresas en lanzarse a ello han sido Snapchat, la plataforma de elearning Quizlet, las apps de compras Instacart y Shop y la plataforma de idiomas Speak.

La nueva API abrirá las puertas a un volumen de aplicaciones, servicios y utilidades aún difíciles de prever, que impulsarán a su vez, nuevas opciones para la inteligencia artificial. Pero no serán las primeras herramientas basadas en ChatGPT. A pesar de su aún corta vida, sobre ChatGPT se ha desarrollado ya una familia de herramientas y extensiones de navegación de diverso tipo, que amplían las posibilidades de este chatbot conversacional.

Hace un par de semanas escribía en este blog sobre herramientas de inteligencia artificial para creación de contenidos, y te advertía que en ese artículo no te hablaría sobre ChatGPT.

Hoy vuelvo a hablarte de IA, pero al contrario que la última vez, centrándome en ChatGPT. Aunque no para contarte cómo preparar un “prompt” más o menos ingenioso. Aquí te traigo herramientas basadas en ChatGPT, para que aprendas cómo sacarle el máximo partido.

Índice

Foundry: la plataforma de OpenAI personalizada para empresas

A finales de febrero se filtró en Twitter que OpenAI está preparando el lanzamiento de Foundry, una plataforma para desarrollar los modelos de OpenAI en capacidad dedicada, es decir: en servidores, redes y recursos de procesamiento exclusivos para clientes de pago.

Con Foundry, las empresas podrán aplicar los modelos de OpenAI, como ChatGPT, para recursos, servicios y análisis de datos propios, en un entorno controlado. El precio está calculado en base a unidades de computación: ejecutar una versión ligera de GPT-3.5 costará 78.000 dólares cada tres meses, o 264.000 dólares al año.

Hay quien en esto ha visto la presión a la que OpenAI podría estar sometida para generar beneficios, tras la inversión de más de 10.000 millones de dólares realizada por Microsoft. O puede que, simplemente, se trate de la previsible evolución comercial de un sistema de machine learning que de momento apenas se ha rentabilizado con el lanzamiento de ChatGPT Plus, el ChatGPT de pago, disponible en España desde mediados de febrero por 20 dólares al mes.

Lo que es seguro, es que están por venir muchos y variados servicios. Y no serán gratis.

ChatGPT Google Extension: para añadir ChatGPT a las búsquedas de Google

La extensión de ChatGPT para Google Chrome incorpora en los resultados de búsqueda de Google una barra lateral con la respuesta desarrollada por ChatGPT, en tiempo real. Resulta muy útil para trasladar a las búsquedas en Google la experiencia de ChatGPT, obtener explicaciones, resúmenes, ideas y propuestas desarrolladas.

Aquí tienes lo que Google y ChatGPT me ofrecieron cuando busqué: “¿Cómo escribir títulos para un post sobre ChatGPT?”. En la columna de la derecha, el chatbot de OpenAI me sugirió, directamente, opciones de títulos.

ChatGPT Google Extension

Pero con un matiz: de momento, el modelo de lenguaje de ChatGPT solo tiene acceso a información almacenada hasta 2021 y no está conectado a Internet, no tiene acceso a contenido online en tiempo real. Al instalar la extensión de Chrome solo estamos incorporando un acceso a la respuesta de ChatGPT, no estamos conectando ChatGPT con Google. Se mantienen, por tanto, las limitaciones en cuanto a la actualidad de las respuestas o la capacidad para profundizar en ellas.

Cuestión diferente es el nuevo buscador Bing de Microsoft, que a partir de febrero de este año ha integrado en sus resultados ChatGPT, siempre y cuando las búsquedas se realicen desde el navegador Edge (también de Microsoft) o la app móvil de Bing. Aquí sí: los resultados de búsqueda incluyen ChatGPT en una versión más completa y mejorada.

Para que puedas comparar: esto es lo que me salió al buscar en Google y ChatGPT: “¿Quién es María Lázaro Ávila?”.

Búsqueda en Google con ChatGPT Google Extension

ChatGPT no tenía ni idea. Pero cuando le pregunté a Bing, ¡voilà! Sí lo sabía.

Busqueda en Bing de Maria Lazaro

La unión de Bing y ChatGPT presenta un futuro prometedor que corre el riesgo de amenazar el actual predominio de Google como motor de búsqueda, y podría cambiar las reglas del posicionamiento online. Las respuestas conversacionales de Bing incluyen enlaces y proponen preguntas a partir de las cuales continuar la búsqueda/conversación: ¿quedarán a eso reducidas las páginas de resultados de búsqueda, las SERP?

Todo dependerá, supongo, de la capacidad de Bing para ir “rascando” cuota de mercado a Google. Según StatCounter, en febrero de 2023 Google acaparaba el 93% de búsquedas mundiales, frente a menos del 3% de Bing (si bien es cierto que en EEUU la cuota de Bing es superior, hasta el 6%). En navegadores, Edge ostenta una cuota de poco más del 4%, superado por Safari (19%) y Chrome (66%).

¿Se habrán comenzado a invertir esas cifras dentro de un año?

ChatGPT Writer: para escribir respuestas de email

¿Recibes múltiples mails de todo tipo, y ya no sabes cómo responder a todos y cada uno de ellos?

Déjame decirte que es si es así, tienes un problema, y no estoy segura de que esta sea la solución.

Aunque tal vez sí.

ChatGPT Writer es una extensión de Google Chrome que redacta respuestas a correos electrónicos. Pero no sufras: no funciona en combinación con tu correo electrónico, ni tiene tampoco acceso a tus mensajes, la privacidad de tus comunicaciones electrónicas está garantizada.

Solo tienes que abrir la extensión (una vez instalada), copiar el texto del mensaje de correo que has recibido e introducir qué tipo de respuesta quieres dar. Con una frase es suficiente. El sistema te genera un texto completo, acorde además con el tono que le has indicado.

Aquí tienes, a modo de prueba, la respuesta que me generó a una supuesta invitación para participar en un congreso de marketing digital. ¡ChatGPT Writer se inventó incluso el título de mi ponencia!

ChatGPT Writer

YouTube Summary with ChatGPT: para generar transcripciones y resúmenes de vídeos

¿Quieres un resumen del contenido de un vídeo de YouTube para decidir si te interesa verlo entero? ¿O quizás una prefieres una transcripción completa, para guardarla como documentación para un texto final?

Con la extensión para Google Chrome YouTube Summary with ChatGPT es sencillísimo. Solo tienes que instalarla y a continuación ir al vídeo de YouTube: se abrirá una columna a la derecha con la transcripción completa. Si además haces clic en el icono de OpenAI de la columna, te redirigirá a ChatGPT, donde la plataforma generará de forma automática un resumen del vídeo.

Un detalle importante: solo funciona si el vídeo tiene activada la opción de subtítulos automáticos (aunque no sean visibles durante la reproducción).

Aquí tienes la transcripción que generó para un vídeo del Canal Clipset.

YouTube Summary transcripcion

Y aquí el resumen (aunque el resumen lo generó en inglés).

YouTube Summary resumen

ReaderGPT: para resumir los textos de una web

Es similar a YouTube Summary with ChatGPT, pero para resumir textos de cualquier web.

Puedes pedir a ReaderGPT que te resuma el texto en menos de 200 palabras, especificar que el resumen ha de ser en un idioma concreto (aunque sea diferente al de origen), que te genere un título, que te extraiga las ideas claves (y establecer un número). Solo tienes que introducir en ReaderGPT el “prompt” con el tipo de resumen que deseas.

¿Cómo se activa? Entra en la página web que quieres resumir y activa la extensión.

Aquí tienes el resumen que generó para el anterior post de mi blog “Inteligencia artificial para creación de contenidos: herramientas útiles”. Bastante acertado, por cierto.

ReaderGPT

Bonus track: la nueva Inteligencia General Artificial

Es, definitivamente, lo que está por venir.

El 24 de febrero, OpenAI anunció sus planes para el desarrollo de una Inteligencia General Artificial o AGI, un paso más allá de la Inteligencia Artificial.

Tuve que buscar en Google en qué consistía la AGI.

Y por si acaso, le pregunté también a ChatGPT.

Esto fue lo que me contestó:

“La Inteligencia General Artificial (AGI, por sus siglas en inglés) se refiere a la idea de una inteligencia artificial que pueda aprender y realizar tareas de manera similar a como lo hace un ser humano. Mientras que la inteligencia artificial actual se enfoca en tareas específicas, como el reconocimiento de voz o la visión por computadora, la AGI tiene como objetivo crear una inteligencia artificial más generalizada y adaptable, que pueda realizar cualquier tarea cognitiva que un ser humano pueda realizar.

La AGI es considerada por muchos como el siguiente paso en la evolución de la inteligencia artificial, ya que la creación de una inteligencia artificial que pueda pensar y aprender de manera similar a los seres humanos tiene el potencial de revolucionar prácticamente cualquier industria, desde la medicina hasta la ingeniería y la tecnología”.

Casi nada.

En el artículo, OpenAI reconoce varias cuestiones clave.

Por una parte, anticipa que la Inteligencia Artificial General puede conllevar “graves riesgos de uso indebido, accidentes drásticos y trastornos sociales”. Por eso, advierten de que “creemos que es importante que la sociedad se ponga de acuerdo sobre unos límites muy amplios para el uso de la IA, pero que, dentro de esos límites, los usuarios individuales tengan mucha discreción. En un futuro esperamos que las instituciones del mundo se pongan de acuerdo sobre cuáles deben ser estos límites; a corto plazo tenemos previsto realizar experimentos”.

Desde OpenAI aseguran que “esperamos una conversación global sobre tres cuestiones clave: cómo gobernar estos sistemas, cómo distribuir equitativamente los beneficios que generan y cómo compartir equitativamente el acceso”.

También, admiten que es clave que los sistemas de inteligencia artificial se sometan a auditorías externas antes de su lanzamiento definitivo: “Creemos que es importante que esfuerzos como el nuestro se sometan a auditorías independientes antes de lanzar nuevos sistemas. En algún momento, puede ser importante obtener una revisión independiente antes de empezar a entrenar futuros sistemas. También es importante crear normas públicas para decidir cuándo un esfuerzo AGI debe detener una ejecución de entrenamiento, cuándo un modelo es seguro y puede liberarse, o cuándo retirar de producción un modelo. Por último, creemos que es importante que los principales gobiernos del mundo tengan conocimiento de los procesos de entrenamiento a partir de cierta escala”.

El artículo está firmado por Sam Altman, director ejecutivo de OpenAI.

Y tú, ¿qué opinas sobre los planes de OpenAI para desarrollar una Inteligencia General Artificial?

Foto de portada: Creada por María Lázaro con Midjourney

También te podría interesar

No hay comentarios

Deja tu comentario